Las hormigas de Proyecto Huelga se toman el Teatro del Puente

Las hormigas de Proyecto Huelga se toman el Teatro del Puente

H es el nombre de la obra que reflexiona sobre los métodos de trabajo y organización de los humanos, mientras los compara con los de este tipo de insectos. Luego de una itinerancia por distintos espacios de organización social, el montaje tendrá una temporada del 1 al 22 de octubre en el recinto ubicado en Parque Forestal.

Por Karina Mondaca

Un hombre comienza a dialogar con cuatro hormigas. Por más que resulte increíble, el humano y los insectos conversan sobre sus métodos de trabajo y organización, dando vida a H, montaje creado por el colectivo Proyecto Huelga.

Luego de plantearse hacer una obra en torno a las problemáticas del trabajo y la organización, la agrupación comenzó a desarrollar una investigación, natural de un proceso creativo, hasta llegar a la idea de mirarnos como seres humanos, pero desde más lejos, desde otra especie: los insectos. “La idea con esta distancia era poder cuestionarnos a nosotros mismos, nuestro concepto de lo ‘natural’ y nuestras formas de organización”, explica María Paz González, dramaturga de la obra. Para eso, fue necesario imaginar una situación imposible -o por lo menos improbable-  como la de una conversación de un hombre  y cuatro hormigas. “¿Qué se dirían? Lo natural para una especie, ¿lo es para la otra? ¿Podrían entenderse, reconocerse?”, agrega la autora.

Pero además, H es acto de imaginación humana sobre el rol del hombre en la tierra y su relación con el entorno. “El cerebro humano puede imaginar, a diferencia de otros animales. Entonces la pregunta sería, ¿qué podemos hacer, realmente, con nuestra imaginación? Si podemos vislumbrar distintas formas de vivir, ¿seremos capaces de vivir el mundo que imaginamos?”, reflexiona María Paz.

Dicen que desarrollaron una investigación multidisciplinaria, la que incluyó conversaciones con público y un trabajo de dirección colectiva. ¿Cómo fue el proceso de creación de la obra? ¿Cómo aporta este tipo de trabajo? 

El proceso de creación fue colectivo y, por eso mismo, contenía distintas perspectivas de cada pregunta que queríamos abordar. El tema que nos convocaba fue la organización y el trabajo, así que decidimos enfrentarnos a la misma interrogante que nos preocupaba y agrupaba: ¿Cómo organizarnos? ¿Cómo convivir con las opiniones e ideas de todos? Al final creo que la idea de hacer una obra con dirección colectiva refleja las ganas de creer en lo importante que es agruparse y que no existe una sola forma efectiva de organización.

En un principio no teníamos nada en claro. Sabíamos que queríamos trabajar juntos y hacer una creación en torno a lo que hacemos la mayor parte del día: trabajar. Para observar este fenómeno, nos detuvimos en el concepto de la huelga (ahí el nombre del colectivo: PROYECTO HUELGA). Uno de los significados de este concepto es “terreno fértil”. Esta idea nos cautivo y, de cierta forma, amplio nuestra mirada. Así recurrimos a distintas disciplinas para enriquecer nuestra perspectiva, trabajando con el historiador Pepe Moya, el físico matemático Rolando Rebolledo, el entomólogo Luis Flores, entre otros. Observando el fenómeno de la organización de la materia, los insectos y los seres humanos tratamos de generar un “terreno”, una idea amplia y expresiva para la creación de H.

Esta obra la han presentado en distintos espacios de organización social, como  el Centro Cultural El Sindicato, Centro Cultural San Joaquín, Sidarte, CUT, URACH, Instituto de Entomología de la Universidad de Chile, Carpa contra la precariedad de la Fundación Sol en la Quinta Normal y en la Escuela Sindical Clotario Blest. ¿Qué tipo de adaptaciones realizaron para cada uno de esos lugares?

La experiencia de la itinerancia por estos lugares fue excelente. Pudimos experimentar, como en un tubo de ensayo, la idea de una obra de teatro en espacios que no están pensados para eso. Decir, quizás por primera vez, palabras que nunca antes se habían oído o se habían dicho en estos espacios de organización.

Para que “exista” el teatro, alguien tiene que estar ahí alguien para verlo y mirarlo. Para nosotros es muy importante conocer y generar un espacio donde el público pueda opinar, pueda hablar. Durante una hora, el grupo habla a través de una obra, entonces nos parece sensato dejar un espacio para que el público participe de la discusión que planteamos. Es por eso que al final de cada función hay una discusión, una conversación que incluye a todos los participantes (público, creadores, organizadores).

¿Cómo es la versión que mostrarán en el Teatro del Puente? ¿En qué ha cambiado en comparación a las otras presentaciones?

Las condiciones de presentarse en un teatro son, claramente, muy distintas. Primero, nunca habíamos tenido la opción de hacer una temporada en un mismo lugar, ya que la primera etapa del proyecto era itinerante. Esto nos permite concentrarnos en ciertos detalles antes inexistentes por temas técnicos (iluminación, sonido, etcétera). Ahora podemos trabajar una visualidad que antes habitaba en la obra, pero que no habíamos podido desarrollar. Por esta razón invitamos a trabajar a la escenógrafa Laurene Lemaitre desarrollando una visualidad mucho más expresiva y acabada.

También lo bueno de presentarse en el Teatro del Puente es que, al escuchar el río, la ciudad, nos mantenemos cerca de la cotidianidad; nos sentimos más cerca de los espacios donde hicimos la primera itinerancia y el ánimo que nos llevo a esos lugares.

H se presentará del 1 al 22 de octubre, de martes a jueves a las 20:30 horas, en el Teatro del Puente (Parque Forestal s/n, entre puentes Pio Nono y Purísima. Metro estación Baquedano). Las entradas están a la venta a través de sistema Daleticket y en la boletería del recinto (una hora antes del comienzo de la función), y tienen un valor de $6.000 entrada general, $4.000 tercera edad y $3.000 estudiantes.

Foto: María Paz González

Volver Ir a Noticias