Lambe Queltehue: la aventura de un matrimonio que lleva el teatro a África

Lambe Queltehue: la aventura de un matrimonio que lleva el teatro a África

Desde el 25 de abril, Jorge Morales y Florencia Quinzio se encuentran en Cape Town realizando funciones gratuitas de una obra en formato lambe lambe. El montaje muestra costumbres y ritos de iniciación del pueblo Selk’nam a colegios, fundaciones y orfanatos de Sudáfrica.

Por Karina Mondaca

Todo partió por aprender inglés. Luego de decidir que el mejor lugar para hacerlo era en Cape Town, Sudáfrica, el joven matrimonio integrado por Jorge Morales (Diseñador Industrial) y Florencia Quinzio (actriz), comenzó a preguntarse cómo hacer para llevar con ellos un pedazo de Chile que se relacionara con la cultura africana.

Después de revisar sus intereses y reconocer las habilidades aprendidas en sus estudios profesionales, la pareja se decidió por crear la Lambe Queltehue, una compañía que trabajaría el Lambe Lambe, “ya que es un formato portátil, se hace muy amigable para trasladarlo e instalarlo, y es práctico para una itinerancia”, explica Florencia desde Cape Town. Este tipo de teatro creado en Bahía, Brasil, consiste en montar una obra de teatro dentro de una caja donde el espectador observa por una abertura, con audífonos puestos, mientras el actor manipula marionetas y objetos en miniatura que dan vida a un pequeño espectáculo.

“Siempre hemos sentido una conexión con la cultura y pueblos africanos por sus tradiciones e historia, y luego de que el destino estaba decidido, lo más importante pasó a ser el mensaje que queríamos dar a nuestra audiencia desde Chile hacia Sudáfrica y otros países africanos. Tenía que ser algo que nos identifique como país latinoamericano y que podamos tener en común con los países africano”, cuenta Florencia. De ahí nace la idea de los pueblos originarios, y “si bien ninguno de los dos tiene una relación directa con los Selk’nam u otro pueblo originario chileno, sí sentimos una atracción y admiración acerca de los primeros habitantes de nuestras tierras”, agrega la actriz y también dramaturga del montaje.

Así crearon La bis nieta del Señor Kankoat, montaje basado en la investigación que la pareja realizó acerca  de las costumbres y los ritos de iniciación de los Selk’nam. La historia muestra a Annaken Yanten, una niña que le escribe cartas a un niño del continente africano contándole acerca de sus antepasados, en este caso el bis abuelo Kankoat. Cargada de conceptos de cosmovisión, lenguaje y tradiciones de los Selk´nam, la obra busca que “la audiencia se sienta orgullosa de sus raíces y de lo que realmente son. En síntesis, mantener sus raíces vivas y sentirse orgulloso/a de ellas”, dice Florencia sobre el proyecto que además incluye un workshop en el cual le enseñan a los niños a construir sus propios teatros en miniatura. Y agrega: “Esta técnica le regala al espectador un espectáculo único y exclusivo para él, en un momento determinado y no extenso, por lo que no requiere de preparación, es espontáneo. Esto permite un contacto más humano, único”.

Luego de ser invitados al 2° Festival Internacional de Lambe Lambe en la ciudad de Valparaíso, organizado y producido por la Compañía Oani (pioneros de esta técnica en Chile), donde Florencia y Jorge recibieron  comentarios  y sugerencias de espectadores chilenos y otros lambistas que permitieron mejorar factores técnicos, escenográficos y dramatúrgicos del espectáculo; la pareja partió a Sudáfrica. Allí han estado desde el 25 de abril y el plan es viajar a otros países del Sur-Este de África hasta abril o mayo del 2016.

Las funciones que han presentado han sido en colegios, orfanatos, fundaciones. ¿Cómo se gesta cada una de las visitas?

Lo primero es lograr el contacto, con el cual muchas veces nos hemos apoyado con los profesores de nuestro Instituto u otras personas que hemos conocido en Cape Town. Por ejemplo, una de las presentaciones más relevantes fue en la Universidad de Cape Town en el Little Theatre, gracias a la delegación chilena que vino a la 10° Conferencia Internacional de Dramaturgas en el mes de junio. La idea de la delegación fue regalar a todas las participantes esta muestra de Chile en Cape Town, y fue realmente inesperado y positivo para la gente.

Una vez logrado el registro de estas visitas, podemos hacer contacto vía correo sin la necesidad de conocer a las personas. La verdad es que hoy en día con las conexiones de Internet y la posibilidad de enviar documentos e imagines nos permite mostrar lo que estamos realizando, casi en tiempo real alrededor de muchos países, y así planificar la ruta.

Nos ha pasado que a la primera nos reciben muy bien y en otro casos no tenemos respuesta alguna, y al insistir logramos el contacto para realizar nuestro Lambe. En este mismo momento estamos planificando nuestra ruta, dependiendo de los contactos que vamos gestionando en cada país, lo que nos tiene un poco ansioso pero a la vez esperanzados de logra una ruta interesante y abarca a mucha gente.

¿Cómo se financia el proyecto Lambe Queltehue?

Por ahora hemos estado realizando funciones en diferentes lugares como escuelas, fundaciones o mercados indígenas que nos invitan acordando que nos costeen los gastos de traslado y materiales del taller, que es lo mínimo para movernos. En otras oportunidades como escuelas de lenguaje y muestras privadas cobramos R20 por persona (20 rand equivalen a un poco menos de 1.000 pesos), lo que nos da un aproximado de 5.000 pesos por función si “llenamos el teatro”, ya que el lambe tiene la capacidad máxima de 5 espectadores por función. La obra dura 10 minutos y en promedio mostramos entre 6 y 9 funciones cada vez que montamos la estructura, lo que nos permite obtener los fondos para muestras gratuitas en townships y orfanato.

Además, estamos generando recursos y material para poder presentarnos a diferentes formas de financiamiento, como participar en una plataforma de Crowdfunding que lanzaremos a final de este mes o a principios de octubre. Por otro lado queremos postular al fondo Ventanilla Abierta del Consejo de la Cultura y las Artes que abre en Noviembre, donde podemos lograr una parte del financiamiento.

También estamos realizando diferentes campañas creadas por nosotros tales como, Poleras por un Espectáculo, y también vendiendo stickers, lápices, postales y esculturas relacionados al proyecto y a la compañía.

¿Qué es lo más complejo de toda esta experiencia?

Hay muchas cosas que son complejas, y que hemos tenido que ir solucionando con nuestro ingenio. Por ejemplo, algo que partió siendo muy complejo y lo hemos ido solucionando es movernos con todo el equipamiento y la tecnología que se necesita para mostrar nuestro espectáculo. El lambe, más las marionetas que son delicadas, además de la tecnología de iluminación, audífonos (7), el mini proyector y otros, requiere de un sistema de traslado eficiente, seguro y portátil para dos personas. Por ahora lo tenemos solucionado con cajas de herramientas, un bolso y una mochila que adecuamos para el lambe.

Lo que por ahora es lo más complejo es que la gente confíe en el espectáculo antes de conocernos, porque en general las personas confunden el show de marionetas con los típicos títeres para niños de 4 o 5 años, siendo que esa edad nuestro mensaje no logra ser captado. Nuestra obra es para +10 idealmente, y las personas que más lo disfrutan son aquellas que tienen una conexión con pueblos originarios, ya que comprenden el mensaje a cabalidad y nos felicitan por lo que estamos haciendo.

¿Qué lugares ya han visitado? ¿Cómo ha sido la recepción en aquellos lugares?

Por el momento solamente hemos estado realizando espectáculos del Lambe en los alrededores de Cape Town. Nuestra primera vez que mostramos la obra aquí fue en un colegio llamado Cristell House Cape Town, el cual es dirigido por una organización sin fines de lucro que ayuda a niños en riesgo social a tener una educación de calidad y gratuita donde tuvimos una acogida y recepción excelente. A la gente le gusta el formato, le gusta la historia y se identifica con los personajes, logra la conexión que buscábamos con la historia de los Selk’nam.

¿Esperan repetir la experiencia en otros lugares?

Sí. La verdad es que esta primera experiencia de nuestra compañía Lambe Queltehue es un estreno de una técnica que está en desarrollo, y nuestra idea es poder repetir este intercambio cultural, de impacto social y educacional, en distintos lugares con distintas historias.

Nuestro Lambe tiene forma de dodecaedro (12 cara pentagonales iguales) porque representa la cosmovisión de en este caso los Selk’nam y cuenta una historia fácil de llevar, cargada de conceptos, lenguajes y ritos de esta cultura. Sería ideal para nosotros y gratificante poder desarrollar otra cosmovisión de otro pueblo originario chileno y poder itinerar por otros lugares que compartan alguna relación, como en este caso los Selk’nam con pueblos africanos.

Más información en fan page Lambe Queltehue y también en el sitio web lambequeltehue.com

Volver Ir a Noticias