Colectivo Zoológico presenta ciclo de obras en Teatrocinema

Colectivo Zoológico presenta ciclo de obras en Teatrocinema

Hasta el 28 de noviembre, la compañía presentará parte de su trabajo de teatro político con los montajes No tenemos que sacrificarnos por los que vendrán y Un enemigo del pueblo.

Por Karina Mondaca

En 2012, Laurene Lemaitre y Nicolás Espinoza se conocieron en un Magíster en puesta en escena y escenografía en Francia. Siendo compañeros y de nacionalidades diferentes (él chileno, ella francesa), se dieron cuenta del potencial que tenían trabajando juntos, ya que podían complementar sus intereses e investigaciones personales: el trabajo escenográfico y espacial de ella, y el contenido político que le interesaba trabajar a él.

“Decidimos volver a Chile para desarrollar nuestro trabajo y abrir espacios de investigación sobre la representación del poder, de los poderosos, aquellos que tienen y han tenido en sus manos el pasado, presente y futuro de nuestro país”, recuerda Nicolás sobre el comienzo del actual Colectivo Zoológico, una compañía que ya cuenta con tres creaciones con una línea temática clara.

“Para mí, como francesa inmigrante (hace 3 años), cuando llegué a Chile fue muy evidente que había que tratar temas políticos que en Francia no están tan presentes, como la influencia del sistema neoliberal en las políticas de estado y su directa relación con las injusticias sociales”, agrega Laurene sobre los intereses que la motivaron a formar parte de la agrupación.

Desde su fundación, el trabajo del Colectivo Zoológico ha consistido desarrollar una investigación sobre el teatro político, pero también sobre las condiciones en las que se desarrollan los procesos de creación. “La compañía se denomina como ‘colectivo’, en el sentido de trabajo, ya que el proceso de creación también es colectivo”, explica Nicolás. Y continúa: “En Chile, mantener una compañía de teatro es difícil  por muchos factores (económico, espacios, tiempo), la nuestra es independiente y no existe mucho apoyo, entonces hay que apoyarse entre todos y resolver estas preguntas que cada compañía de teatro vive: cómo comprometerse con el teatro. Como Colectivo Zoológico tratamos de desarrollar un trabajo permanente y  de calidad, de desarrollar un lenguaje visual, crítico y entretenido, donde todos están invitados a contribuir”.

Bajo este sello, la agrupación ha creado los montajes Conversaciones sobre el futuro (2012), Un enemigo del pueblo (2014) y No tenemos que sacrificarnos por los que vendrán (2015), los que reflexionan sobre temas como el lugar del hombre en la sociedad, confrontado a la política, al poder y al dinero, los grandes cuestionamientos de nuestra época. Justamente sus dos últimos trabajos vuelven a escena con nuevas temporadas, como parte del ciclo “Se abre el Zoológico en Teatrocinema”, que se extenderá hasta el 28 de noviembre.

¿Por qué deciden presentar estas dos obras y no sus tres trabajos? ¿Qué une a No tenemos que sacrificarnos por los que vendrán y Un enemigo del pueblo?

Laurene: Tomamos la decisión de presentar nuestras  dos últimas creaciones porque son las que tienen más resonancia con la actualidad de nuestro país. Por una lado, No tenemos que sacrificarnos por los que vendrán muestra a la Junta militar con José Piñera delineando en secreto lo que se conoce como el Plan Laboral, legislación vigente hasta el día de hoy y que influye en todos los ámbitos de las relaciones sociales. Por otra parte tenemos Un enemigo del pueblo, drama escrito en 1883, que describe la fricción entre desarrollo económico y conservación del medio ambiente, atravesado por relación de los empresarios con la política y la influencia de esto en el modelo de desarrollo del país.

Nicolás: Consideramos que Chile está viviendo un momento muy especial. Los movimientos sociales han tomado protagonismo en los últimos años, y creemos que el teatro, en su forma de ver, sentir y representar el mundo, puede hacer una contribución muy relevante a enriquecer la reflexión, el debate  y la discusión sobre estos temas tan actuales, y que podemos ver en las noticias de cada día. Nuestro trabajo ha consistido en tomarlos, poner en escena con distancia y humor, para desacralizar y desmitificar el poder.

En enero formarán parte de la programación 2016 de Santiago a Mil con No tenemos que sacrificarnos por los que vendrán. ¿Cuáles son sus expectativas?

Laurene: Como Colectivo siempre hemos participado de todas las instancias a las que se nos invitan, porque sentimos que es una tarea ir al encuentro de los espectadores. Estar en la versión 2016 del Festival Santiago a Mil es sin duda una oportunidad muy importante para nosotros porque somos un colectivo que sólo tiene 3 años. Estamos muy contentos de presentar nuestro trabajo en el Teatro UC con un público distinto al que hemos tenido en espacios como M100, en el Centro Cultural de San Joaquín  o en la sala Teatrocinema. Además, esperamos que los espacios de intercambio que propone el festival nos permita encontrarnos con nuestros colegas para conocer nuevas poéticas y, por qué no, estar en contacto y aprender de artistas tan importantes como Romeo Castellucci y  Aurélian Bory, que serán dos imperdibles de este año.

Foto: Colectivo Zoológico – Cristoval Valenzuela
Volver Ir a Noticias