F
u
n
c
i
o
n
e
s

Sobre la cuerda floja

De Mike Kenny | Compañía Teatro y su Doble

  • Español
  • 50 minutos
  • + 7 años

Un hombre acaba de enviudar. Como cada año, al final de las vacaciones, recibe la visita de su pequeña nieta Esme . Él no sabe cómo decírselo; ella quiere saber. Él inventa que la abuela se fue con el circo. Ella comprende como comprenden los niños y juntos construyen una nueva relación.

Un hombre acaba de enviudar, vive frente al mar y espera la visita de su pequeña nieta Esme durante el final de las vacaciones, como cada año. La niña no sabe de la muerte de su abuela y el hombre no sabe cómo decírselo. Entonces inventa una historia para Esme: que la abuela se fue con un circo para ser equilibrista. Pero la niña quiere saber y ver a su abuela sobre la cuerda floja.

Sin que su abuelo logre decirlo explícitamente, finalmente Esme comprende la metáfora, como comprenden los niños. Durante ese tiempo él y su nieta construyen una nueva relación, íntima y particular, y se despiden hasta el próximo año.

La obra transcurre entre el escenario, los muñecos y las animaciones de Stop Motion en una casa común, en una cocina, en lo cotidiano.

La obra narra la historia de dos personajes, el abuelo y la niña, y sus actividades cotidianas como salir a la calle, ir a la playa, a los juegos, cocinar un pie de limón, tomar el té, hablar de ellos y también de la abuela. A un nivel más profundo, esta historia permite abordar el tema de la pérdida y del duelo, desde las miradas de una niña y de un hombre mayor, y los afectos que permanecen más allá de todo.

“Elegimos un texto, una obra escrita para niños por el dramaturgo inglés Mike Kenny, autor de particular idioma y tiempo, que pone en escena lo simple, lo esencial, la vida diaria y la particularidad de las personas comunes. Como compañía proponemos volver a mirar nuestro cotidiano, conmovernos a través de la extrañeza provocada por otra escala, por objetos que parecen vivos y que engañan nuestra percepción de la realidad”, han dicho Aline Kuppenheim y Paola Giannini, directoras del montaje.

Ficha artística


Autor Mike Kenny | Compañía Teatro y su Doble | Dirección Paola Giannini y Aline Kuppenheim| Diseño general Aline Kuppenheim | Realización Ex Teatro Milagros | Elenco Aline Kuppenheim, Paola Giannini, Loreto Moya, Paula García y Santiago Tobar | Iluminación José Luis Rojas | Audiovisual Tomás Arias o Benjamín Ortiz | Voces Nelson Brodt, Almendra Swinburn | Producción Loreto Moya | Animaciones Teatro y su Doble/ Promocine | Dirección de foto Arnaldo Rodríguez | Supervision animac Nicolás Bórquez.

Mike Kenny

El autor

Mike Kenny creció en los confines de Inglaterra, lejos del bullicio londinense, en el seno de una familia obrera. Corrían los tardíos 70 cuando, insatisfecho de la seca educación escolar que recibió, decide dedicarse a la docencia y la actuación, buscando ir al rescate de la esencia de los niños, aplastada por el ritmo de la sociedad y cultura del consumo.

Rápidamente descubre en el teatro una poderosa herramienta para lograr su cometido, y para ir más lejos. Se lanza en la dramaturgia no sólo para niños comunes, sino también para “niños heridos por la vida”, como él los describe, niños ciegos, sordos o discapacitados, incorporando en sus espectáculos diferentes elementos sensoriales para ellos.

Desde entonces ha escrito más de 50 obras convirtiéndose en uno de los más importantes y premiados dramaturgos de Inglaterra. Consagradas al público joven, sus obras son puestas en escena regularmente tanto en Gran Bretaña como en el mundo.

Teatro y su Doble

La compañía

“La ilusión es más precisa que la precisión”

En el primero montaje de Teatro y su Doble, “El Capote” -del escritor Nicolaï Gogol-, la compañía buscó y logró encontrar una manera propia y particular de llevar a cabo el proyecto en su aspecto narrativo, en el diseño de las marionetas y la precisión de su técnica de manipulación. Esto último lo definieron como teatro realista en miniatura, en el que los muñecos dieran la sensación de ser actores a escala y se generar la ilusión de verlos respirar, sentir y actuar. Durante dos años de trabajo continuo, la tarea de la compañía fue apropiarse de un oficio poco explorado en nuestro país.

Y así fue como el público infantil se hizo presente. Pero también los padres parecían haberse vuelto más niños y, para sorpresa de Teatro y su Doble, empezaron a recibir también público joven y adulto. La obra comenzó a instalarse en el circuito teatral “oficial” y despertó el interés de festivales de teatro no infantil, ni sólo de marionetas, dentro y fuera de Chile. Después de varias temporadas cuajó la idea de un segundo montaje donde el punto de partida no fuera la investigación y el aprendizaje práctico, sino un resultado teatral madurado a partir de la experiencia de “El Capote”. Así nació “Sobre la cuerda floja”.

También te podría interesar

Fechas



×