La obra de Pina Bausch revive a través de una exposición en Alemania

La obra de Pina Bausch revive a través de una exposición en Alemania

“Pina Bausch y el teatro de danza” se llama la muestra que reúne fotos, videos y testimonios de amigos, bailarines y cercanos de la icónica bailarina y coreógrafa alemana, fallecida en 2009. Entre el material exhibido se encuentra un documental sobre la residencia que la artista y su compañía realizaron en Chile durante febrero de 2009.

El 30 de junio de 2009 es un día que quedó marcado en la historia del teatro y la danza mundial. Pina Bausch, la aplaudida coreógrafa y bailarina alemana, fallecía a los 68 años por culpa de un cáncer de pulmón, tras una brillante carrera que cambió los paradigmas del uso del cuerpo en el escenario.

A pesar que han pasado casi siete años desde su partida, su obra sigue presente y así queda demostrado con la nueva muestra “Pina Bausch y el teatro de danza” que organiza la Sala de Arte y Exposiciones de la República Federal de Alemania, en colaboración con la Fundación Pina Bausch de Wuppertal. La exhibición abrió el pasado 4 de marzo en el Museo Bundeskunsthalle de la ciudad de Bonn y se podrá visitar hasta el 24 de julio, ya que luego se montará en el Martin-Gropius-Bau de Berlín, desde mediados de septiembre hasta enero de 2017.

El recorrido de la muestra comienza con la charla que Pina dio durante su workshop en 2007, cuando ganó el prestigioso Premio Kyoto –uno de los tantos reconocimientos dentro de su carrera-, y desde ahí se puede conocer cada una de las etapas de su vida personal y especialmente artística, que partió cuando ella sólo tenía 15 años. A través de fotos, videos, testimonios de amigos, bailarines y cercanos; la obra de la icónica bailarina y coreógrafa se vuelve más presente que nunca, donde cada uno de los elementos permite plasmar el concepto que ella tenía sobre la danza abstracta.

Pero además, la exhibición presenta una réplica de su lichtburg, espacio de trabajo que construyó en el Tanztheater Wuppertal Pina Bausch, recinto que originalmente se llamaba Wuppertal Opera Ballet,  pero que fue bautizado con su nombre después de asumir como directora en 1972. Éste es el núcleo de la exhibición, ya que muestra cómo el lugar funcionaba como un laboratorio creativo, a pesar de haber estado dispuesto en torno a una enorme mesa llena de papeles y computadores, y decorada con carteles pegados en las paredes. Era en esas condiciones que nacieron algunos de los hermosos, sensibles y trasgresores montajes de teatro-danza creados por Pina Bausch.

La versión original del lichtburg pocas veces recibía visitas de extraños o miembros que no fueran parte de la compañía artística, pero ahora, el público general podrá conocer más sobre este íntimo espacio gracias a los mismos bailarines que se movieron junto a Pina, quienes realizarán performances, workshops de danza, ensayos abiertos, conversaciones y más, de manera de transformar el estudio en una experiencia sensorial.

Chile presente en Alemania

El vínculo de Pina Bausch con Chile partió en 1980, cuando la bailarina visitó nuestro país durante una gira por Sudamérica y conoció al poeta nacional Ronald Kay, con quien se casaría y tendría su único hijo, Ralf Salomon. Veintisiete años más tarde, la artista alemana volvería a Chile invitada por el Festival Internacional Santiago a Mil 2007, y a pesar que en un comienzo ella no aterrizaría en el país y sólo vendría su compañía a presentar el espectáculo Masurca Fogo en el Teatro Municipal; Pina cambió presentaciones en Medio Oriente para decir presente en persona.