Trilogía De Tiernos y Feroces: De Rokha, Violeta y Recabarren pasa de las tablas al libro

Usted está aquí

Home Pulso Cultural Noticias Trilogía De Tiernos y Feroces: De Rokha, Violeta y Recabarren pasa de las tablas al libro
12 abril 2018

Trilogía De Tiernos y Feroces: De Rokha, Violeta y Recabarren pasa de las tablas al libro

La trilogía teatral creada por Cristian Figueroa, y que tuvo funciones en Valparaíso y Santiago entre 2014 y 2015, es una de las más recientes publicaciones de la editorial Cuarto Propio. Los textos sobre Violeta Parra, Pablo De Rokha y Luis Emilio Recabarren buscan mostrar la humanidad de estos personajes que acabaron trágicamente con sus vidas.

Por Karina Mondaca Cea

Por cerca de 10 años, una misma idea rondó la cabeza del dramaturgo nacional Cristian Figueroa. Una idea que tenía que ver con la historia de Chile, pero específicamente con la cantidad de suicidas que aparecen en distintos periodos de nuestro país, donde figuras como las de Salvador Allende o de José Manuel Balmaceda son algunos de los ejemplos más conocidos. Pero al autor le interesaban unos en particular: “Esos que algunos catalogan como éticos y épicos, que no son producto de una autodestrucción. Se trata de gente muy lúcida, vigente, entonces la decisión es como una reacción fuerte y de rebelión total, casi admirable para mí”.

Cristián Figueroa

Cristian Figueroa, autor de De Tiernos y feroces

Así fue como, en medio de las celebraciones del Bicentenario de Chile, en 2010, Cristian presentó un proyecto al Consejo del Libro para escribir una trilogía de textos dramatúrgicos de tres personajes con los que, bajo su criterio, podía entenderse la historia de un país: Violeta Parra, Pablo De Rokha y Luis Emilio Recabarren. “Encontré en ellos personajes violentos, pero en el buen sentido de la palabra, muy intensos, peleadores por lo que querían, porque como eran tan combatientes en sus causas, polémicos”, explica Figueroa desde Valparaíso, ciudad en la que reside y ha desarrollado su trabajo como académico en la Escuela de teatro de la Universidad de Valparaíso. “Eran violentos, pero tiernos a la vez, tan preciosos, tan lindos en la intimidad, y tan humanos. Ellos tenían esos contrapuntos, de tener esa fuerza, esa fiereza, y una ternura que en lo personal me conmueven mucho y eso es lo que los hace ricos como personajes complejos para entender”.

¿Las razones para escoger esos nombres? Para su autor, también actor y académico, los tres contaban con muchos paralelos que los sorprendieron: “Por ejemplo, los tres oficialmente mueren por una pistola en la cabeza, una bala los mata. Desde ese detalle tan concreto, hasta cosas mucho más de su existencia, como que los tres fueron militantes de izquierda, con compromiso político, más que de partido político -porque, aunque todos digan que Violeta militaba, nunca lo hizo; y Recabarren y De Rokha fueron expulsados de sus partidos-, pero más allá de eso, había consciencia política y social, eso salta a la vista. Lo otro es que los tres fueron autodidactas, se construyeron solos, con una visión muy romántica de la existencia y de ir a buscar las cosas. Recabarren recorrió todo chile siendo periodista y sindicalista, escribió teatro también, tenía su veta artística, fue candidato a la presidencia, fue diputado; todo desde su no escolaridad. De Rokha si bien estudió, viajaba solo por los pueblos, vendiendo sus libros, todo muy artesanal; y Violeta lo que todos saben, recorriendo Chile haciendo lo suyo. Y lo otro es que los tres vivieron la muerte de algunos de sus hijos. Violeta es la más conocida, pero Recabarren tuvo dos hijos, uno sobrevivió y el otro murió como al año. De Rokha ni hablar, tuvo 9 hijos, de los cuales se suicidaron tres, pero él vivió dos, porque el tercero lo hizo después de su muerte”.

Así nació De Tiernos y Feroces: De Rokha, Violeta y Recabarren, una trilogía que presentó los tres montajes por separado entre 2014 y 2015, tanto en Valparaíso como en Santiago, y que ahora podrá llegar a todas las regiones del país gracias a su publicación impresa gracias a la editorial Cuarto Propio.

¿Cómo fue el proceso de volver a estos textos luego de ponerlos en escena y transformarlos en un libro?

Cuando hicimos las obras convoqué un grupo de amigos, profesionales, actores, técnicos, productora, para hacer las obras. Ahí yo trabajé con los actores y rearmé los textos, pensando en la escena. Por ejemplo, en la obra De Rokha, que es la que menos se pudo dar, porque el protagonista, don Arnaldo Berríos, falleció. Esa fue la última obra que hizo en teatro, pero cuando estaba escribiendo la nueva versión para escena, yo sabía que la iba a hacer él, que tenía 80 y tantos años, entonces el texto estaba pensado en quién lo iba a decir. Conversé mucho con los directores, en Violeta hablé con el músico, Marcello Martínez y Jesús Urqueta, porque siempre pensamos que tenía que ser un concierto de rock, porque el director quería que fuera una punky o una Anita Tijoux, una mujer que no estuviera en los realities, sino que en los galpones.

El libro es algo que se llama post-escrito, o textos post-escénicos, que son textos escritos después de la obra. Entonces para el libro hice una tercera edición a partir de la experiencia de haber visto las obras -incluso en una yo actué-, de un trabajo colectivo, de hartas conversaciones y eso me deja muy contento. Por eso, además del prólogo propiamente tal, hay un escrito de Cata Saavedra, Cristian Keim, que es el director, y de un músico; porque el libro es mostrar ese proceso también. Tiene hartas fotos, de las funciones, de los ensayos, de partituras. Es bien completo.

¿Por qué te interesó publicar estos textos como un libro impreso?

Libro Tiernos y ferocesPor la posibilidad del libro. El libro es un material precioso y que hay que reivindicar. Yo soy profesor de dramaturgia, y sé que hay mucho material que se pierde, que se queda en algún computador, o que se hizo la obra y después no se reconstruyó. Humildemente, quiero hacer un aporte, y este material es para distribuir, va a quedar disponible en una biblioteca, en una escuela de teatro.

A mí me gusta porque este texto ya lo han adquirido colegios, hay dos escuelas que ya han hecho las obras con sus alumnos, me han invitado a verlas y ha sido súper bonito. Tiene mucho valor educar de esa forma. O que me digan que nunca habían leído a De Rokha y después de ver la obra, partieron a ver un poema de él. Quiero que sea un aporte, que sume algo.

¿Por qué no es tan común que trabajos dramatúrgicos se transformen en libros?

Es que el libro está muy menospreciado en este país, y tenemos problemas como el impuesto o que la gente lee poco. Es un problema para todos, pero especialmente para la dramaturgia, porque al parecer no es entretenido leer teatro. La gente tiene miedo a lo mejor, o no sabe, porque no hay una aproximación en los liceos, en las escuelas; y lo otro, y lo digo con mucho cariño, que enseñan obras muy añejas y de un formato muy antiguo del teatro. Las teatralidades de hoy son tan distintas, y las dramaturgias también, entonces hay un desconocimiento. Pero es un fenómeno que tiene que ver con todo: yo no veo a la gente leyendo poesía, quizás sí novelas, pero hay que dar la pelea de estar allí, aunque sea por cansancio, porque así igual se logra.

Por ahora para mí es gratificante que estén leyendo las obras, que las estén haciendo, que colegas que son investigadores, tomen el material. Creo que uno aporta en la educación de la teatralidad, y eso para mí es fundamental.

Trilogía De Tiernos y Feroces de la Editorial Cuarto Propio tiene un valor aproximado de $9.000 y se puede encontrar en las principales librerías de Santiago. También se puede adquirir en el sitio web de la Editorial Cuarto Propio o en la Sala de Venta ubicada en Luis Uribe 2435, Ñuñoa. Además, se hacen ventas especiales a instituciones. Contactar a Gilda Vilches al correo ventascuartopropio@gmail.com o al teléfono 227926518

Foto superior: Obra De Rokha

Volver Ir a Noticias