Felipe Hirsch: “Hoy en día la democracia es sólo una palabra en la boca de todos los políticos”

Usted está aquí

Home Pulso Cultural Noticias Felipe Hirsch: “Hoy en día la democracia es sólo una palabra en la boca de todos los políticos”
16 enero 2018

Felipe Hirsch: “Hoy en día la democracia es sólo una palabra en la boca de todos los políticos”

Después de 20 años de grandes éxitos a cargo de Sutil Companhia de Teatro, uno de los directores más en boga de Brasil decidió dar un golpe de timón y empezar a crear obras “traumáticas”, que dejaran una marca relevante en el público. Hirsch llega a Santiago a Mil con A tragédia e comédia Latino-Americana y con Democracia, espectáculo creado especialmente para los 25 años del festival.

Por Rocío Valdez C.

En Brasil el nombre de Felipe Hirsch suena fuerte. Es “transgresor y fascinante”, según el diario Folha de S. Paulo, y “brillante, excepcionalmente ágil”, según O Globo. Dirige películas y gira por el mundo con sus obras de teatro. Ha recibido más de 150 premios y nominaciones durante su carrera. Se declara anarquista individualista. Y hace cinco años decidió dar un vuelco en su carrera.

Felipe Hirsch

Felipe Hirsch (C) Annemone Taake

“El teatro pasó a ser la última opción para el público, e incluso para los realizadores, que preferían el cine o la televisión. En 2012, después de 20 años con la compañía Sutil, me di cuenta que yo quería ir hacia otro lugar”, cuenta Hirsch, director que por primera vez se presenta en Santiago a Mil, y lo hace por partida doble. Empezará con A tragédia e comédia Latino-Americana (del 15 al 17 de enero en Matucana 100), para luego estrenar Democracia, su nuevo espectáculo, una coproducción de la Mostra Internacional de Teatro de São Paulo, Fundación Teatro a Mil y el Teatro de la Universidad Finis Terrae (del 19 al 21 de enero en el Teatro Finis Terrae).

“Yo quería hacer obras que fuesen importantes para mi ciudad, para mi país, quería crear eventos teatrales traumáticos que realmente tocasen a las personas de manera relevante. Entonces me vinculé con muchos artistas interesados en ese proceso y fuimos construyendo una especie de cabaré, un poco maldito, con teatro, música, literatura y artes plásticas”, explica Hirsch.

¿Cómo empezó a funcionar ese nuevo núcleo creativo?

Hicimos tres grandes trabajos que derivaron en siete espectáculos diferentes. La primera parte de nuestra trilogía, Puzzle, la creamos para la Feria del Libro de Frankfurt, así que giraba en torno a la literatura brasileña. La segunda parte, A tragédia e comédia Latino-Americana, es sobre autores latinoamericanos… llegamos a trabajar unos 180 autores diferentes. La tercera parte, Selvageria, se basa en documentos históricos que están en la Biblioteca Brasiliana de São Paulo, muchos de ellos sobre la colonización y la esclavitud que marcó tanto a la sociedad brasileña.

En el caso de A tragédia…, se estrenó en dos partes, ¿cómo se vinculan entre sí?

Se fue construyendo durante un año y medio en dos etapas, primero la tragedia y después la comedia. Yo pensaba que la tragedia sería un poco más dulce y la comedia bastante violenta, pero resultó que las dos son violentas. Si tuviera que definir la obra, diría que es sobre construir y destruir. Ese proceso es muy relevante en América Latina. Nuestros sistemas políticos son cíclicos, pareciera que damos dos pasos al frente y uno para atrás, cuando no estamos dando uno al frente y dos atrás.

¿Qué tipo de violencia es la que aparece en el espectáculo?

La obra habla de una violencia política, gubernamental, corporativa, apunta a todos lados, es como una metralleta giratoria. Nosotros, como anarquistas individualistas, cargamos con las mismas creencias políticas de cuando éramos jóvenes. Mientras envejecía pensaba que debía experimentar otras ideas políticas, pero me fui decepcionando de todas. Hoy con el grupo pensamos de esa manera, hablamos mucho sobre la posibilidad de romper un sentido de nación, de patria, de que podamos abrir más las fronteras. Pensamos mucho en una frase de Henry David Thoreau –ideólogo de la “desobediencia civil” –, que dice que “el mejor gobierno es aquel que menos gobierna”.

A tragédia e comédia Latino-Americana (c) PatriciaCividanes

Democracia fue una obra que se empezó a crear a la distancia, ¿cómo fue ese proceso?

Me acordé de Trinidad González, a quien vi actuando en Escuela –de Guillermo Calderón–, y que me gustó mucho. Conversé con ella, para que fuera pensando en los actores –el elenco lo componen también Manuela Martelli, Rafael Contreras, Moisés Angulo y Matteo Citarella– y estoy muy feliz, los actores son brillantes, muy inteligentes.

Durante el proceso empezamos con varios textos latinoamericanos, y acabamos usando una idea que plantea Alejandro Zambra en su última novela, Facsímil (2014). En el proceso todo se fue transformando, pasamos por muchas cosas, hasta llegar al tema del entretenimiento durante las dictaduras latinoamericanas… que veían las personas, cómo pensaban, cómo eran educadas, un poco de lo que habla Zambra en su libro. Así construimos un universo muy pensado, muy preciso. Es tan consistente que nos da cada vez más ganas de atentar contra su estructura formalista.

¿Por qué la “democracia” como concepto?

La democracia es de gran interés para los anarquistas, y no me refiero al tipo de democracia que conocemos ahora. Hoy en día la democracia es sólo una palabra que está en la boca de todos los políticos… vivimos en un régimen que nos permite escoger gobernantes que están sobre nosotros, pero esa no es la democracia griega con su sistema de asambleas, es lo contrario. El opuesto a la democracia no es necesariamente la dictadura, y nos deberíamos estar preguntando qué democracia es ésta. Algunos de estos temas siguen siendo tabú, pero deben ser quebrados, conversados y pensados… ¿Qué democracia es ésta que nos educó de esta manera?, ¿qué democracia es la que nos obligó a pensar con tan pocas alternativas?

Luego de su paso por Santiago a Mil 2018, Democracia extenderá su temporada en la capital, con funciones entre el 24 al 28 de enero en el Teatro Finis Terrae (Av. Pocuro 1935, Providencia. Metro Inés de Suárez). Las entradas están disponibles en Daleticket.

Volver Ir a Noticias