Heidrum Breier estrena "Demasiado Cortas las Piernas", un montaje sobre amor, abuso y conflictos morales

Usted está aquí

Home Pulso Cultural Noticias Heidrun Breier estrena “Demasiado Cortas las Piernas”, un montaje sobre amor, abuso y conflictos morales
5 julio 2018

Heidrun Breier estrena “Demasiado Cortas las Piernas”, un montaje sobre amor, abuso y conflictos morales

Heidrun Breier es una actriz y directora rumano-alemana radicada en Chile hace 20 años. La ganadora de un Altazor por mejor dirección en 2009, vuelve en este rol con la primera adaptación chilena de Demasiado Cortas las Piernas, obra de la autora suiza Katja Brunner, que obtuvo el premio “mejor obra” 2013 en el reconocido festival de dramaturgia contemporánea en la ciudad de Mülheim (Alemania). Hablamos con Breier sobre su carrera y la provocadora obra que presentará entre el 12 de julio y el 5 de agosto en Matucana 100.

Por Constanza Rifo

La historia de Heidrun con el teatro se cuenta desde sus inicios como actriz en Alemania, siendo parte de todos los montajes del teatro Leipzig durante cuatro años. Una vez radicada en Chile, Breier formó junto al actor Daniel Muñoz, Un Mundo Teatro, donde hicieron éxitos como Sor María Ignacio lo explica todo para usted, Cocinando con Elvis, Una relación pornográfica, Filóctetes o El rey del plagio. También fue parte de la obra Los bufones de Shakespeare con la Compañía El Sombrero Verde, dirigida por Willy Semler.

A sus 35 años, la inquietud por la dirección escénica era ineludible. Breier se identifica a sí misma como “una actriz que siempre tiene que estar preocupada de todo, capaz de entregarse, pero siempre controlando la situación”. Fue entonces cuando decidió estudiar en la academia La Memoria de Alfredo Castro, siendo parte de su primera generación, integrada por directores como Cristian Plana y Claudia di Girolamo.

“Cuando comenzamos con Daniel Muñoz, hacíamos la traducción de la obra, luego pensábamos en quién podría dirigir, y a veces funcionó bien, pero nos pasaba que el director estaba menos involucrado que nosotros, entonces creo que es mejor que estén todos juntos desde el comienzo. Cuando una comienza a traducir claro que se involucra más” Agrega.

Estamos acostumbrados y acostumbradas a ver hombres en el rol de la dirección. Este fenómeno se repite en diferentes aristas de las artes, lo podemos ver en la cuestionada industria audiovisual, en la música y también en el teatro.  La sociedad está cambiando, y en ese sentido Heidrun es parte de las talentosas mujeres que son un tremendo aporte a las artes desde el rol directivo. Las temáticas en las que deambulan sus creaciones tienen que ver, generalmente, con el abuso, el amor, las mujeres y las relaciones afectivas peligrosas. Algunos de sus montajes anteriores son, Blackbird, GAZ, Bajo Hielo, Banal y Delirio.

Tras 20 años de trabajo en las artes escénicas en Chile, la actriz hace un diagnóstico positivo del estado actual del teatro “he podido observar un cambio, actualmente hay una oferta para todo público, hay más salas que hace 20 años atrás, hay más gente haciendo teatro, la búsqueda es más interesante y diferente, ahora es más experimental, hay mucha calidad. Yo no soy nadie para decir esto, pero me parece que hay buenos actores y directores”.

Demasiado Cortas las Piernas

Desde este mes en Matucana 100 podremos ver el nuevo montaje de la directora, junto a su elenco “regalón”, Macarena Teke, Néstor Cantillana, Gonzalo Muñoz y Álvaro Espinoza. La obra, escrita por la autora suiza Katja Brunner a sus 18 años, trae al escenario un drama que cuestiona profunda y potentemente las leyes morales y civiles. Un texto perturbador que relata la historia de un padre que se obsesiona con la pequeña desde su nacimiento, al punto de conducirla a una historia de amor y sensualidad.

El texto se destaca por su complejidad desde el tema, y la forma. Es una escritura contemporánea postdramática, en este caso el espectador no llega a ver al familia, el papá, mamá hija, contando la historia y viendo el abuso, son voces, la autora propone voces de hombres, y estas voces van contando la historia de ella. El montaje está dividido en 26 escenas y hay escenas que son reconstrucciones de momentos importante de este abuso. La obra tiene una linea dramática, pero no aristotélica.

“Hay un interés por el tema, es clásico y actual, pero creo que eso no es la razón primaria para hacer esta obra. A mi se me junta el tema, que es interesante hablarlo, pero me parece más interesante el conjunto del tema con la forma de la obra, mis anteriores trabajos hablan de mujeres, y circunstancias de mujeres, pero este está escrito de una manera especial, eso es lo que me interesa y me plantea el desafía como directora” Agrega Breier.

Este desafío no es sólo para la directora, sino que a la vez se transforma en un desafío para los intérpretes, quiénes deben prestarle su voz a esta niña, en trono a la que gira el abuso, sin ser un estereotipo de lo femenino. “Los actores siempre piensan que les van a tirar tomates, porque es un tema tan peludo, sensible, le puede tocar a alguien que reaccione mal. Uno al final dice, ya ok, yo hago la obra, me pongo ahí y digo estos textos en escena, pero esta obra propone algunos textos como el cambio del código penal por ejemplo, cambios en la manera de pensar y los juicios morales, no es fácil. Tampoco es fácil para ellos ponerse en el papel de la niña, sin caer en estereotipos. Yo busco que ellos desde su ser hombre, digan el texto, y siempre les recuerdo que tienen que prestarle a ella un pedazo suyo, una verdad suya” asegura la directora.

“Cuando hablamos de abuso no hay dos opiniones. Estamos siempre todos en su contra, pero en esta obra todas las voces son de la niña, y esta niña no está de nuestro lado. Defiende al padre, cuestiona algo que es incuestionable y hace vibrar esto que pareciera ser monolítico. La obra no hace un cuestionamiento en el sentido de llegar a encontrarle la razón, pero vemos que la niña en su mente, no está mal, según ella lo que está mal es el afuera, lo que la tortura no es su padre, si no la mirada sobre ella”. explica el actor Álvaro Espinoza.

La obra que propone Heidrum es actual en todo sentido, el tema, forma contemporánea, y cómo aborda contenidos de nuevas formas. Son muchas razones para hacerla en nuestro país, y para ir a verla, así que no te pierdas Demasiado cortas las Piernas, del 12 de julio al 05 de agosto en la sala Patricio Bunster de Matucana 100.

Ficha artística:

Autora: Katja Brunner / Traducción: Carla Imbrogno / Dirección: Heidrun María Breier / Elenco:  Macarena Teke, Néstor Cantillana, Gonzalo Muñoz y Álvaro Espinoza / Cantante: Felipe Pérez/ Diseño Integral: Toro / Diseño Sonoro: Pablo Aranda / Diseño Gráfico: Javier Pañella/ Fotografías: Alexis Mandujano / Producción: Inés Bascuñán.

Esta obra es una Co-producción de Matucana 100 y Colectivo The Braiers y cuenta con la colaboración de Fundación Teatro a Mil, Prohelvetia (Programa Coincidencia), Embajada Suiza (Programa Focus) y el Goethe Institut Santiago. Puedes comprar tus tickets acá.

Volver Ir a Noticias